Luciana Palmisciano solía ejercer de madre, esposa y cuidadora general de humanos que la rodeaban hasta que un día todo eso cambió. Eso si, sigue haciendo las mismas cosas que la apasionan, seguidas de las nuevas que incorporó.
Madre remota, Separada serial, Cuidadora ocasional, Mujer en reconstrucción, Pensadora pragmática, Escritora catártica, Pato criollo, Leonina Natural, Amadora de animales (muchos de ellos humanos), Soñadora constante, Motivadora nata, Cantante amateur, Bici voladora olvidada, Amante apasionada, Geisha cuando pinta, pero por sobretodo Humana de error frecuente y Aprendedora constante.

Lean, no hace mal.

12/04/2018

Advertisements