Aquel hombre compañero (Ejercicio – Breton)

Aquel es el hombre que elijo, con su discurso pacifico y una voz mezcla de miel y guerra.

Aquél, hombre a mi lado, acompañando cual sombra, unión de mimo, protección y complicidad.

Es el lleno de locura, vida y espíritu. Lleno de decires, y libertades ganadas.
Aquel el hombre que me elige. Completo en sus creencias, ávido en su reflexión. Hacedor y pensador constante.
Aquel mi hombre con pecho bravo, con pene aguerrido, con ojos profundos.
Aquel es el hombre amado. Con labios llenos de verdad, con lengua parte aguijón parte terciopelo.
Es ese el hombre que puede con sus manos sanar y batallar. Que usa sus dedos para tocar cada una de las letras y cada una de mis cuerdas como sinfonía eterna.
El hombre lleno de placeres propios y compartidos. Con espalda amalgama de coraza y lecho de mi descanso.
Es él, mio y suyo, libre. Que se sostiene en sus piernas, columna de vello, pivote de historias, sostén de realidades.
Es aquel mi hombre de ojos de espejo, figura que me devuelve quien soy. Es mi otro yo, el otro cuerpo que reconozco en mi mente.
Es él, soy yo, somos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s