Soy

Soy mujer. Ni bebé, ni nena, ni minita.
Soy mujer ni feminista ni feminazi ni ninguna etiqueta estúpida que generes para ningunear el cambio de mi imagen en la historia.
Soy mujer y sangró y siento y atravieso ciclos. Y eso no es vergüenza, eso me da el poder al que le tenés miedo y por eso elegiste y eligieron ponerme un pie en la cabeza y sacarme derechos, despreciarme, y darme un lugar “detrás de un gran hombre”.
Soy mujer y luche años para que no me toquen el culo en un colectivo, para que la sociedad piense en mi como alguien que necesita sentir placer tanto como vos, para que no me juzguen por como me visto, con cuanta gente dormí, y si eran hombres u otras mujeres.
Soy mujer y sigo luchando para criar hijos varones que miren a sus compañeras mujeres como pares, para que ayuden en nuestra casa con nuestros hijos.
Soy mujer y no necesito un macho, ni que me mantengan, ni que me cuiden, ni me protejan. No soy mas vulnerable que vos. Simplemente no tengo miedo de decirlo, ni de demostrarlo.
Soy mujer, amo, siento, lloro, quiero, deseo, tanto como vos.
Soy mujer y defiendo mi derecho a un sistema de salud que me cuide siempre, me trate en un sanatorio privado o en una salita publica. Necesito que entiendas que mi cuerpo es mio, que decido sobre él, que no quiero morir producto de tu desidia, violencia, o negligencia. Necesito parir o abortar con los cuidados necesarios, con entendimiento, con respaldo.
Soy mujer y quiero un lugar en la política sin ser ‘primera dama’ segundona, quiero ser parte de la comunicación sin mostrar un escote, quiero decir sin transar mi ética. Quiero tener un trabajo que me permita tener un salario digno para mi y mis hijos o familia. No pienses mas que al lado mio hay otro sueldo. No es necesario que sigas pensando que necesito a alguien al lado. Puedo trabajar a la par de cualquiera y tener el mismo sueldo.
Soy mujer, no soy tetas o concha, soy humana y vibro con cada vínculo que tengo. No soy un cuerpo. No me vendas, no me esclavices, no me toques si no lo quiero, no me drogues o emborraches para acceder a mi cuerpo. No me trates como objeto.
Respeta mi edad, mi conocimiento, escuchame, vibra conmigo, aprendeme, sentime, puedo ser mucho mas de lo que imaginas o te dejaron imaginar.

Luciana Palmisciano – Junio 21, 2017.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s