Te deseo…

Te deseo paz, no algo trillado, sino la que hace que duermas todas las noches y que disfrutes los días.
Te deseo amor, no el de los corazoncitos o el 14 de febrero, sino el que se gana con acciones,  buena fe y el dar desinteresadamente.
Te deseo salud,  no para que sientas que poder engullir desquiciadamente,  sino que te deseo bienestar, salud mental y equilibrio espiritual. Te deseo que no duelas en ningún sentido.
Te deseo riqueza, no económica sino energética. Deseo que puedas abrirte al otro, sentirlo ayudarlo desde tu lugar. Te deseo empatia con cada ser de este mundo, que entiendas de sufrimiento, de violencia y de la estigmatizacion.
Te deseo acción.  Deseo que sientas ganas incontrolables de levantarte a hacer. Que cultivos tu propio alimento, que trabajes por los tuyos, que escribas lo que sientas y que digas lo que pienses. Que pongas tu opinión sobre la mesa.
Te deseo libertad, deseo que puedas decidir sobre vos y y elijas ser feliz bajo tus propias reglas. Que nunca te sometas. Que disfrutes de tus desiones y que vivas  tus elecciones.
No te deseo felicidad porque todo lo que te deseo es felicidad sin mas.
Deseo que no necesites placeres mundanos porque escribiendo tu historia, sólo existiendo y siendo fiel a vos mismo vas a ser feliz.

Luciana A. Palmisciano – Abril 8, 2017.

Advertisements