La grieta

Hace un tiempo que se escucha hablar de “la grieta” como si fuera algo nuevo. Algo que nunca existió. Como si nunca hubiera habido una realidad social distinta que empuja una opinión pública dividida.  Como si hubiera un “yo” social ciego a sus propios problemas o aunado en una sola opinión.

No entender que la grieta siempre existio es una negación a la realidad social evidente hace mucho más que los 30 años de democracia bananera que venimos viviendo.
Así que es mas fácil hacer como que la realidad social del otro no existe, no nos importa,  y no es parte de nuestra vida.
La grieta es una grieta social, económica,  educativa, monetaria,  alimenticia, de salud, seguridad y bienestar.

La grieta es la que aparece cuando ves a alguien en situación de calle y haces como que no existe.  Como si el alma se te hubiera muerto.  Como si la razón para que esa persona esté ahí es culpa suya y de nadie más. Y no pensas, ni se te pasa por la cabeza pensar en esa persona cuando votas. No es tu problema.

La grieta es la que hace que le des más plata a Apple comprandole un celular o una computadora mucho más que lo que le pagas por año a la señora que limpia tu casa. Porque tu necesidad de estatus es mayor a la necesidad del otro. Sea ésta persona, tu empleado o un amigo en una situación económica o laboral de mierda.

La grieta es esa que nos divide en educación pública y privada. Porque  la escuela pública es para negros de mierda, para los pobres, por más que sepas que de ahi salieron grandes mentes: Del nacional Buenos Aires,  de la UBA.  Pero porque cuestionar el presupuesto de la educación pública si puedo pagar la privada?
La grieta es la que cuestiona los planes sociales. Porque el concepto de injusticia social no lo manejas, pensas que lo que tenes te lo mereces y el otro que no tiene “debe ser que no lo merece”. Nunca se te paso por la cabeza pensar que todos merecemos lo mismo.  La misma educación,  los mismos cuidados médicos,  la misma calidad de vida, tener una dieta balanceada. Porquea a grieta es la que te permite aceptar que alguien gane por debajo de la linea de pobreza. O que un operario de 25-30 años de antigüedad se jubile y necesite ayuda de familia y amigos.  Y si no los tiene. Hace cuentas porque es o comer o tomar los remedios.
La grieta hace que pienses que sos superior a alguien: exclusivo,  premium, platinum. Porque podes pagarle más a alguien que te ve como un número en estudios de mercado. Para el marketing y el consumismo sos especial. Pero todos sabemos que sos un pobre infeliz defendiendo “la libertad de consumo” que no es más que esclavizarte pagando cuotas por un celular o alguna pelotudez de tecnología. “Cosas lindas” que no sienten nada por vos y que vos en un año las vas a querer cambiar por otras.
La grieta es la cultura del uso de todo y el amor por nada. Es el consumismo generado por esa política Neoliberal que defendes con uñas y dientes.

Así que mientras me lees pensando que tengo razón pero jamás lo vas a verbalizar o aceptar frente a nadie. Empeza por aceptar el concepto de grieta y elegí tu lado. Ojala algún día decidas cruzarte y unirte al pensamiento colectivo de justicia social.

Luciana Palmisciano – Marzo 29, 2017.

Advertisements

One comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s