Adolescencia.

Las que somos madres de adolecentes sabemos lo que hemos vivido y debido a eso podemos enfrentar la tragedia que vivimos hoy.

Como mamás sentimos el amor más puro e incorruptible posible, incomparable con ningún otro tipo de amor, interminable, incapaz de vaciarse, irritantemente tolerante. Así es, que de alguna forma trascendemos nuestro propio ser y nuestras más profundas características individuales para amar sin medida.

La caca, el vómito, y cualquier tipo de fluído, tomaron otra connotación cuando salieron de nuestros cachorros. Nos alivió saber que había caca en ese pañal y lo cambiamos con una sonrisa. No había sueño si existía una fiebre. Ver una herida sangrante nos dio más miedo que si fuera la propia. Y una emergencia es LA emergencia si les pasó algo.

Y está es nuestra gran gran Cruz.

Porqué? Porque después crecen. La vida, la biología, las hormonas, la sociedad, todo absolutamente todo aporta al crecimiento, desarrollo y supervivencia de un adolescente. Es sólo habiendo visto y vivido en carne propia lo que fueron como bebés y niños que podemos enfrentar sus particularidades pubertas.

Es así, y es la única manera posible de que se inhiban las sensaciones psicopatas en medio de una discusión con alguno de estos ejemplares.

Varias veces me sentí incapaz, triste, frustrada, mala. Pensé que era imposible, que la situación me iba a superar, que había hecho todo mal. Hable en terapia, con amigas madres, con mujeres que ya superaron la etapa y tienen hijos con hijos, Investigue y leí.

Esto es normal señoras. Esta sensación de mierda, de pérdida de brújula, de desesperación y estrés es normal. Mi duda es entonces que pasa después de todo eso… fantaseo con premios, guita, viajes, lujos, autos importados!

NO… La respuesta es no. Ya disfrutaste a pleno del Edipo, ahora te tienen que matar para individualizarse y ser ellos mismos. Conformate con algún día ser abuela y experimentar ese mismo amor sin la responsabilidad absoluta de llevar adelante un humano, y regocijate pensando que ellos van a vivir esto que a vos hoy te tortura en carne propia.

Eso si, no te olvides que es con mucho mucho amor… Porque por más que llores, jamás dejas de quererlos. Y también fuimos adolescentes y sabemos que fue todo tannnn difícil!!!!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s