Un ave

Una noche dormí aquí. Anide en tus posibilidades.
Una noche soñé aquí. Sentí que eras mío.
Una noche desperté allí. Retoce en tus brazos.
Una noche sentí allí. Viví mis sueños junto a ti.
Una noche respire en tu pecho. Me abrí a la posibilidad.
Una noche partí de aquí. Antes que tu lo hicieras.

 

Luciana Palmisciano – Septiembre 25, 2016.

Advertisements

Hasta acá

Hasta acá.
Esta seria la frase de mi crecimiento. Hasta acá doy. Hasta acá me lastiman. Hasta acá cedo. Hasta acá puedo. Hasta acá llego.
Uno puede amar o querer o cuidar. Y el hasta acá está para todos los vínculos, a los amores, a los hijos, a los padres, a los demás.
Saber poner límites es una forma de amor. Amor propio y amor hacia el otro.
Hasta acá tenemos que decirle al otro pero encontrarlo en nosotros mismos es la tarea. Hasta donde dejo que me falten el respeto? Hasta dónde puedo dejar de lado mi integridad, mis necesidades, mi propio ser.
Cuánto podemos sacrificar por un otro? Debemos?
Hoy mi hasta acá me habló. Hasta acá te ayudo, te banco y te escucho. Hasta acá puedo, quiero y debo.
No hay un hasta acá egoísta. Hay un preservarse, un amarse propio que debe hablarnos al oído y decirnos. “Llorá, pero hasta acá”.

Matar

Matar: quitarle la vida a alguien es de esas experiencias que no conozco ni quiero conocer.
Matar. Cinco letras que abarcan un Mundo de sensaciones que hacen de uno un asesino.
Quien puede decir que mataría y en que condiciones? Hay justificaciones para matar? Es matar una solución? Alguna vez se piensa en el después de matar? No por la cárcel, sino por uno mismo. Que te pasaría internamente Si matarás a alguien? Sentirias culpa? La podrías resolver? Cuál es el costo espiritual, psicológico, energético y humano de quitarle la vida a alguien? Quien sos cuando mataste a alguien? Que línea interna y propia cruzaste para llegar a eso? Y como se vuelve? Se vuelve?
Matar No es lo que se ve en la tele. No es lo que jugamos en la play. La muerte es mucho más de lo que vemos en el noticiero o el diario o las películas o juegos. La muerte cuando se presenta te cambia la vida.