La Familia

Que vinculo tan choto tener una familia que no es familia. Que feo cuando los vínculos se centran en el odio. Cuando hay bandos. Cuando lo único que tenés es una contraparte y desde ahí generas la relación. Qué loco cuando negás que sentís resentimiento, que no pudiste solucionar tu propia cabeza y necesitás echarle la culpa a otro.

Que choto cuando él “te quiero” viene acompañado de falsedad. Y mucho más cuando es transparente que lo que haces es una fachada que te creaste vos mismo y te la crees.

Es horrible cuando alguien que comparte todo un grupo de gente en común no pudo  más que vincularse desde la crítica, desde la mala leche y decís que en realidad es “lo mejor”.

Que mal no poder decir lo que se siente. No poder putear a quien necesitas. No sentirte dueño de mandar a la mierda en paz. Vivir atado a un rencor en vez de liberarte y ser feliz.

Porque la familia se elige. Nadie te pide que estés con ellos. Nadie te presiona a que los tengas en tu entorno. Nadie necesita vínculos pedorros, llenos de frases hechas y de dibujitos de corazones que en un año se pusieron amarillos y el humano que te los mandó brilla por su ausencia.

Nadie te pide que te lleves bien con tu familia. Elegila. Rodeate de los que te quieren. Como lo haces con tus amigos. Elegí y no te esfuerces porque te sale mal… Nos sale mal a todos cuando uno te mira y te sonríe y sabemos todos lo que haces a las espaldas de los demás.

Que feo cuando una familia no lo es tal… Pero mucho más feo es que por un título, te quedes al lado del que te hace mal…

A lo largo de los últimos años logré elegir a mi familia. Tengo hermanos y hermanas como Pablo o Cecilia que me cuidan. Mamás que escuchan, como Celina, que me oye desde sus 60 y algos o Mariana, la esposa de mi viejo, que ha llorado conmigo por las cosas que me pasaron. Tíos que no son tíos, como Alicia…que me hace dulce, y que es una tía lejana pero cercana. O la China que es más prima mía que de su primo! Y adoro a mi primo Claudio que es mi primo, pero está lejos pero whatsapeamos. Tengo familia que no es familia. Y soy adoptada y me adoptaron tantas veces que solo puedo llenarme de amor.

Llenate de amor, y no de vínculos políticos que no sientan nada… Queré de verdad. Rodeate de vida.

 

Luciana Palmisciano – Mayo 25. 2016.

Advertisements

La Ventana

Crónicas de un ángel caído

Y así fui capaz de lo que era capaz:
De espiarte desde lejos,
De soñarte en secreto,
De mirarte sin que lo vieras
.
Y sin querer te sorprendí:
Haciendo lo de siempre,
Sintiendo lo que nunca,
Pensando en el pasado,
Y abandonándote al olvido.
Así fue que nunca supiste:
Que nunca te dije,
Que nunca miraste,
Que nunca fue,
Lo que no debía ser.
Y viví todo como desde una ventana.
Sintiéndote desde afuera y acá lejos.
Luciana Palmisciano – Mayo 6, 2016.

View original post

La Ventana

Y así fui capaz de lo que era capaz:
De espiarte desde lejos,
De soñarte en secreto,
De mirarte sin que lo vieras
.
Y sin querer te sorprendí:
Haciendo lo de siempre,
Sintiendo lo que nunca,
Pensando en el pasado,
Y abandonándote al olvido.
Así fue que nunca supiste:
Que nunca te dije,
Que nunca miraste,
Que nunca fue,
Lo que no debía ser.
Y viví todo como desde una ventana.
Sintiéndote desde afuera y acá lejos.
Luciana Palmisciano – Mayo 6, 2016.

Trabajar <3

Que tu trabajo te habilite a disfrutar y que no vivas para hacerlo.
Que trabajar te de alas para lograr tus sueños.
Que tu profesión sea lo que elegiste y te sientas realizado con cada proyecto finalizado.
Que ir a laburar no sea un laburo en si síno un camino a expresarte.
Que luchar por lo que haces signifique una mejora cualitativa para la sociedad.
Que cada dia de laburo implique el contacto con la transformación de algo que te haga mejor a vos y a tus compañeros
Que no sientas nunca que tenes que competir con el de al lado para beneficiar al de arriba.
Que tus luchas laborales sean justas y hagan progresar a muchos.
Que ayudar a un compañero sea algo que haces con ganas y amor.
Que vivir sea una búsqueda de equilibrio.
Que el trabajo te llene de ganas , te motive, te atraiga, te ofrezca oportunidades, te complete , y puedas transmitir todo esto a la gente que te rodea.
Que trabajar sea una expresión propia y no un bien por lo que se lucha, que nunca seas un número, que nadie te vea como una herramienta o un recurso humano sino como una persona con familia, con problemas o alegrías, con una vida plena que hay que cuidar.

FELIZ DIA DEL TRABAJADOR!!!

Luciana Palmisciano – Mayo 1, 2016.