Nunca Más

Hubo una época de frases hechas, frases marketineras, búsqueda de dar imágenes distintas a las de la realidad. Hubo una época donde nadie sabía si volvía vivo a su casa o si en medio de la jornada laboral algo pasaría. Hubo una época de mentiras, de acuerdos vedados de optimismo, donde la economía estaba a cargo de seres serviles a otros poderes, donde se vendió la mitad del país y se endeudó la otra mitad. Donde las empresas privadas mandaban.

Con los militares estábamos mejor.

Las urnas están bien guardadas.

Los argentinos somos derechos y humanos.

Algo habrán hecho.

Yo Argentino.

No te metás.

La gente nunca tuvo más plata que ahora.

Si quieren venir, que vengan.

El país ha elegido algo no tan distinto de todo esto. Y se respeta la elección porque se aprecia la democracia. Pero metete, se Argentino, infórmate, entérate de los tratados, de los documentos que se firman, de ver el otro lado de lo que dice Clarín, Pagina 12, habla con gente de las provincias, investigá, no te quedes con los medios, no te quedes con las redes sociales, mirá todo. Lee todo. Critica todo. Discutí con amigos que piensen distinto. Es la única forma de que lo que pasó no pase NUNCA MAS.

 

Luciana Palmisciano – Marzo 24 de 2016.

Advertisements

Cuando estás pero no estás

Cuando estás pero no estás, me abrazas y desapareces

Justo en el momento donde mas abrazada me siento.

Cuando estás pero no estás me susurras al oído y me ensordeces

Allí en el  pasillo de mis más profundos secretos.

Cuando estás pero no estás, me escuchas reír y de a poco de desvaneces

Dejándome sola en el medio de una exposición brutal

Cuando estás pero no estás me das la mano y caigo

En el momento que te miro a los ojos y descubro un gajo más de vos

Cuando estás pero no estás te siento dentro de mí y te escapas

Justo cuando la paz llega y el horizonte aparece.

Cuando estás pero no estás vivimos una felicidad que invade

Pero se va cuando más la necesito.

Cuando estás pero no estás me llevas a la cima de lo que quiero y caigo

Allí donde las redes no existen, donde la vida no importa.

 

Luciana Palmisciano – Agosto 27, 2012.