Instrucciones para superarlo

Ante cualquier malestar, no se meta a la cama a comer chocolate, espere unas horas…disfrute su duelo.

Déjese tiempo para llorar, agendelo. Distribuya momentos del día para estallar en lágrimas. Una lágrima encarnada es virulenta, y puede perseguirla por décadas.

Una vez que haya llorado por primera vez, las cosas tomarán otra perspectiva. No solo por el dolor de cabeza, por los ojos hinchados, y ese aura de Apocalipsis que siente…sino porque la vida en soledad puede verse catastrófica o motivante. Durante el proceso, las cosas cambiarán de color. Se lo prometo.

No acepte inmediatamente invitaciones a tomar alcohol y bailar hasta cualquier hora. Empiece por meditar, por entender qué pasó. Una vez hecho esto, encontrará muchas actividades para sacarse al maldito de la cabeza. Esto también es una promesa.

Reflexione:

Es esto una repetición de situaciones anteriores?

Qué papel ha tomado UD. En todo esto?

Cuanto hubo de ilusión y cuanto de realidad?

Piense en su 50%, no se limite a maldecirlo, agache la cabeza y enfóquese en UD,aunque suene masoquista, le servirá para futuras ocasiones.

Es esto parte de una dinámica de pareja? Van y vienen? O es esto pasajero? Y si es así, cómo innovar y darle un giro.

Ayúdese…piense, reflexione, pero después de unos días, no se hunda…UD es mujer, tiene trabajo, quizás hijos, amigas, actividades deportivas, comunitarias…no se pierda de su entorno.

Calcule un peso el cual puede ganar comiendo porquerías en frente al televisor y que luego pueda perder sin tanto problema. 2 o 3 kilos son algo que no la dejará sin ropa para ponerse.

Una vez calculado el peso, comprenda y Des. tiempo para deprimirse en forma. Compre helados, chocolates, salamines, quesos, un buen vino blanco o gaseosa, algunos cigarrillos, y entréguese a su angustia oral. No es UD perfecta, permítase ser un ente.

Actividades a realizar durante algunos días:

Llore y coma.

Vea películas románticas y llore.

Escuche lentos de los 80s y rompa fotos.

Coma helado con galletitas de chocolate y descárguese con una amiga.

Llore y putee al mal nacido.

Llame a su mamá o papá y cuéntele, ellos sabrán contenerla.

Lea sus cartas y reviva los buenos momentos, hubo un momento donde él era una buena idea.

Finalmente, quizás le sirva comunicarse con el individuo y cerrar, háblele, intente entender, y si lo entiende, mucho mejor! Despídase…a veces sirve.

Pregúntese qué aprendió, que puede sacar de bueno de esta situación. Pase en blanco lo que ha vivido, lo que no quiere vivir más y entienda que “Nadie muere de amor”. Ni él es Romeo, ni UD Julieta.

Recuerde que ya pasó por esto. Que hay una vida por delante. La cuenta del teléfono llegará y querrá matarlo, un día se lo cruzará con su nueva pareja, y le deseará suerte…a ella!

Mi consejo hacia UD nada es fortuito. Y todo esto un día será solo un recuerdo. Ármese, levante la mirada y comprenda que en algún momento conocerá a otro maldito que quizás le haga pasar por lo mismo o por algo parecido. Pero…vale la pena enamorarse…o no?

Advertisements

One comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s